Andrew H. Kalnow Director Ejecutivo (CEO) y Propietario Principal

jul. 28, 2007
En Febrero 2002, se completó la compra de patrimonio y activos de National Machinery Company, revitalizando financieramente así la empresa y retornándola, de nuevo, a la propiedad familiar privada. La familia Kalnow presenta una constante y larga relación con National como propietaria y como dirigente directa del negocio. En Tiffin, Phil Matten tuvo la oportunidad de entrevistarse con Andrew Kalnow y escuchar sus ideas acerca de National, su mercado y su desarrollo actual y futuro.

Acerca de la propiedad de National: 
Tras mi compra de National en 2002, mi familia y yo mismo nos hemos comprometido a mantener National con una indudable fortaleza financiera. Me complace anunciar que National hoy tiene pequeñas deudas bancarias, o ninguna. De hecho, estoy convencido de que ahora National presenta el más sólido balance financiero en la industria y una propiedad que es extraordinariamente sólida, desde el punto de vista financiero. Debido al hecho de que soy Director Ejecutivo y el principal propietario, National está en posición de ser extremadamente dedicada y decisiva en el servicio a la industria del Formado en Frío. 
 
Acerca de la posición de National en el mercado: 
National ha sido y es aún indiscutiblemente, la empresa en la industria que más claramente juega un papel global. Y digo esto porque tenemos instalaciones, no sólo oficinas, en los tres continentes más importantes, América del Norte, Europa continental y Asia. Asia, ahora quiere decir China y Japón. 
 
Históricamente, América del Norte ha representado el 50% de nuestras ventas de máquinas nuevas. En anteriores décadas, incluso fue más que eso, en particular, durante la industrialización de América antes de la guerra. 
 
Durante la resurrección después de la guerra, entramos en Europa relativamente pronto. En 1958, compramos la empresa J.G. Kaiser GmbH, uno de los mayores fabricantes europeos de máquinaria para tornillería, situada en Nuremberg. 
 
Mas tarde, nosotros construimos allí una planta totalmente nueva y establecimos un equilibrio entre América del Norte y Europa, al producir las mismas máquinas en cualquier planta y participando activamente en la reconstrucción de Europa. 
 
Acerca de Rusia: 
Es interesante conocer que durante las décadas de los 70 y 80, nosotros obtuvimos un mercado substancial dentro de la antigua Unión Soviética, vendiendo a través de nuestra subsidiaria alemana. Este negocio respondió a los grandes planes quinquenales, aunque nosotros conocíamos poco sobre la localización final de nuestros equipos. Tenemos unas 400 National en Rusia, la mayoría formadoras antiguas pero, ahora, ya tenemos formadoras nuevas. 
 
Rusia hoy es fascinante, particularmente si se compara con el desarrollo de China. Aunque Rusia no es un mercado tan grande ni diverso como China, es un mercado interesante. Está dominado por grandes proyectos y siempre existe la duda de si, o cuando, estos proyectos se realizarán. Esperamos invertir mucho tiempo en el seguimiento de estos proyectos. 
 
Acerca de América del Norte: 
Hoy el 15-20% de nuestras ventas de máquinas nuevas van a América del Norte y del Sur. Alrededor del 50% de nuestras ventas van a Europa y el resto a Asia. Desde principios de la década del 2000, el Mercado de América del Norte ha ido declinando, como reflejo del declive de los tres grandes fabricantes de automóvil y la tendencia hacia el suministro externo. 
 
Obtenemos mucho negocio de reparación, reconstrucción y piezas y aún conseguimos nuestra normal participación, si no más, del negocio que existe sobre máquina nueva; para nuestros clientes americanos, ha sido difícil de justificar la inversión significativa de capital. 
 
Primeramente, ha existido sobre-capacidad. En segundo lugar, especialmente para los suministradores de los Tres de Detroit, ha sido difícil de justificar la inversión en nuevos equipos bajo las constantes demandas de concesiones en el precio y amenazas sobre cambios de contratos. En tercer lugar, incluso reteniendo el negocio, no se alcanzaban los mismos volúmenes como anteriormente o como estaban planificados, ya que los Tres Grandes no alcanzaban sus objetivos. 
 
A pesar de esta situación lamentable, hemos visto interesantes inversiones, aunque excepciones que confirman la regla. Nos orgullecemos de que una de las muy escasas grandes expansiones en América del Norte, nueva capacidad y no reorganización, es una empresa que ha escogido el 100% de su equipo con tecnología FORMAX®. A pesar de la dureza del mercado, esta nueva empresa está obteniendo contratos porque ha sido catalogada como suministrador de la más alta calidad, como directo resultado de su inversión en equipo nuevo y del más alto rendimiento.

Acerca de Europa: 
Europa, en contraste con EEUU y a pesar de su relativamente bajo crecimiento del PIB, es muy atractiva para nuestros clientes, incluyendo los relacionados con el automóvil. Europa ofrece diez importantes constructores de automóvil, además de una variedad de empresas tier 1 y tier 2 que crean un medio más saludable. También se ha originado una importante expansión de estas empresas hacia Europa del Este y Rusia. 
 
Mientras que China está en el objetivo de todos, tanto en oportunidades y riesgos, hasta ahora los fabricantes de tornillería europeos parecen beneficiados por el transplante de producción de automóviles a China, debido a que, normalmente, las piezas formadas en frío son suministradas desde Europa. Aunque esta situación es similar para las empresas americanas, sin embargo, ha existido la tendencia de los 
fabricantes de automóviles americanos en China, de intentar conseguir más suministro local y, hay que decirlo, con resultados variables. 
 
Europa ha sido buena para nosotros y ha sido siempre muy importante. En conjunto, ahora representa la mayor proporción y también presenta un crecimiento en términos de valor absoluto en dólares, durante los últimos cinco años. 
 
Indudablemente, no hemos sido castigados por el cambio de moneda y esto representa, ciertamente, un factor clave del crecimiento. En cualquier caso, nuestros precios tienden a ser más altos, pero ofrecemos más valor en nuestro equipo. 
 
Acerca de Tecnología FORMAX: 
National, con su línea FORMAX, aumenta su objetivo en el formado en frío de especiales y tornillería de alta precisión, en lugar de la tornillería normal. Nuestro objetivo es ser el líder global en la tecnología del proceso del formado de piezas. Estamos dedicando más inversiones con este fin, trabajando con clientes en el desarrollo de nuevos procesos, no simplemente suministrando unas máquinas. 
 
En consecuencia, nosotros estamos satisfechos de haber alcanzado varios nuevos objetivos en los últimos 5 años, convirtiendo empresas de decoletaje a la tecnología del formado. Continuamos apoyando los esfuerzos para alcanzar realmente la pieza acabada, para piezas complejas de alto volumen, con procesos altamente fiables y sin necesidad de procesos secundarios. 
 
Somos conscientes de que también necesitamos apoyar las amplias necesidades de las industrias del formado de piezas y tornillería. Esto quiere decir, ser capaces de ofrecer nuestros equipos en versiones más económicas, reconociendo que el coste del capital, en un mercado más amplio, es un tema de importancia creciente.  La nueva National ha sido substancialmente reestructurada. Nosotros éramos una organización integrada verticalmente al 100%. Ahora, acudimos más al exterior. Esto nos permite ser más flexibles y elimina algunos costes, aunque esto ha sido un gran desafío en una situación de aumento dramático de precios del acero. 
 
Aún no hemos alcanzado todo lo que queremos y este es un objetivo principal para los próximos años: obtener reducciones de coste que puedan ser reflejadas en el producto que ofrecemos a nuestros clientes. 
 
Acerca de la nueva planta en Suzhou, China: 
Un objetivo clave es ofrecer una inmediata base de ventas y de servicio para nuestras nuevas máquinas y en tener un Centro de Servicio regional y de suministro de piezas para Asia. 
 
Como que ya producimos piezas de repuesto en Suzhou, estamos preparando la producción de algunas piezas de máquinas para FORMAX a un coste inferior. Suzhou quiere decir que podemos solucionar el difícil problema de asegurar el suministro externo consistente y de alta calidad directamente bajo nuestro propio control. No hemos aún alcanzado este objetivo, pero este es nuestro programa a muy corto plazo. Nuestro objetivo final es beneficiar a nuestros clientes mediante la reducción de nuestros costes. 
 
Acerca de la compra de la empresa Cleaning Technologies Group: 
En Europa ya representamos productos afiliados, incluyendo Mectron y Nakashimada. Esto ha sido una estrategia deliberada para nivelar nuestra red global de distribución y venta, así como para servir a nuestros clientes con una gama más completa. 
 
Hemos adquirido CTG como parte de nuestro programa de diversificación, pero también conocedores de las oportunidades para capitalizar las oportunidades de venta en todo el mundo. 
 
Los equipos CTG cumplen admirablemente con las necesidades de limpieza que ya son un elemento importante para garantizar la calidad de las piezas formadas en frío. Ahora, estamos trabajando con CTG para diseñar algunas nuevas versiones que respondan a necesidades muy concretas de nuestros clientes. De nuevo, nuestra planta de Suzhou se incorpora a esta estrategia. Al final de este año, una división de 
CTG empezará a fabricar componentes para sus máquinas de limpieza ultrasónica en Suzhou. Estamos también estudiando las posibilidades de producir piezas, en Suzhou, para los equipos de limpieza de Ransohoff. 

Acerca del futuro: 
No veo cambios en planes de inversión en América del Norte. No quiero decir que no se produzcan inversiones, pero creo que serán puntuales. Por otro lado, no creo que las máquinas ya instaladas emigren al extranjero. Muchos de los fabricantes del automóvil parece que se han convencido ya de que el suministro local es realmente el mejor. Continuarán presionando con los precios, pero están reconociendo las ventajas de la fiabilidad en calidad y en logística. 
 
Existirán inevitables transtornos en la base instalada. Más bien cierres que ventas de empresas, como ha sucedido. Esto quiere decir, reciclado de equipos, pero creo que la mayoría se quedarán en América del Norte. En las recientes subastas, solo el 20% de las formadoras han sido exportadas. 
 
Europa será más interesante. Creo que el automóvil será algo más duro en exigencias con sus suministradores, con más suministro externo hacia algunos países de costos más bajos tries. 
 
Una cuestión importante es que ocurrirá en China cuando madure, cuando los 5 millones de coches alcancen los 8 – 10 millones. Esto es una cantidad importante, con más modelos locales producidos. El número de fabricantes se reducirá, quizás aún no en los próximos 5 años, pero seguramente en 10. Actualmente, China tiene el problema inverso de EEUU, con casi 30 fabricantes de automóviles. ¿Qué ocurrirá cuando el mercado crezca, la calidad de los vehículos mejore y el número de fabricantes se reduzca? Esto presentará dinámicas muy interesantes en la producción de piezas. En los próximos 5 años, la situación a largo plazo no será fácil de definir, y surgirán una serie de importantes encrucijadas. 
 
Este proceso podría afectar a Europa y el crecimiento en la Europa del Este podría ser importante para la situación. Quizás, la adaptación podría ser más difícil para la Europa Occidental que lo que está siendo para EEUU, debido al empleo fijo.  Sin embargo, mientras exista el formado de piezas, una cosa que puede estar seguro es de que National estará allí, para apoyar a sus clientes en alcanzar una ventaja competitiva, para responder a los retos de un mercado global.